Reunión en materia de agresiones a médicos

El Colegio de Médicos mantuvo recientemente una reunión con los interlocutores territoriales sanitarios, piezas clave de la Policía Nacional y la Guardia Civil para luchar contra las agresiones a médicos. Se da la circunstancia de que el 15 de marzo es el Día Nacional contra las Agresiones a Sanitarios, bajo el lema “Contra las agresiones a sanitarios, tolerancia cero”.

A la citada reunión acudieron el secretario general del Colegio de Médicos, Dr. Carlos Carrasco, y las abogadas de la Asesoría Jurídicas del Colegio, las letradas Cristina Sarmiento y Gracia María Gónzález. Por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado participaron en el encuentro -que tuvo lugar en la comisaría provincial- el interlocutor territorial de la Policía Nacional, Antonio Francisco Bolívar, y el interlocutor de la Guardia Civil, Francisco David Oliva.

El Dr. Carrasco manifestó que “se estableció que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado colaboren en la erradicación de las agresiones y den credibilidad y contundencia a este tipo de delitos contra sanitarios. Las agresiones son una lacra en la que, además de las medidas preventivas, legales o judiciales, se hacen necesarias medidas policiales de investigación y estudio de campo”.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, presentó en noviembre del pasado año la figura de los dos interlocutores policiales territoriales sanitarios de la provincia de Málaga, uno de Guardia Civil y otro del Cuerpo Nacional de Policía, según establece, entre otras cosas, la Instrucción 3/2017 de la Secretaría de Estado de Seguridad del Estado sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud.

Información, prevención y asistencia

La Instrucción emitida en julio de 2017 por la Secretaría de Estado de Seguridad, fruto de la colaboración y del trabajo coordinado de representantes de la Organización Médica, del Ministerio de Sanidad y del Ministerio del Interior, puso en marcha ahora un Protocolo común de actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y estableció un conjunto de medidas preventivas, asistenciales, investigativas, formativas e informativas cuyo objetivo es garantizar el libre ejercicio de la función sanitaria.

“Se trata, por tanto, de ofrecer herramientas a los profesionales para que puedan adoptar medidas de autoprotección y a la vez sean conscientes de la dimensión que tiene su consideración como autoridad pública ante el hecho de ser objeto de una agresión, y la conveniencia además de interponer denuncias”, ha explicó Briones.

En el marco de estas medidas, se recoge por primera vez la figura del ‘Interlocutor Policial Territorial Sanitario’, experto designados por la Policía Nacional y la Guardia Civil, que establece unos canales de comunicación permanentes con las autoridades sanitarias, las instituciones públicas y las organizaciones especializadas y que, además, asesorará para adoptar las medidas adecuadas para prevenir y reducir las agresiones.

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies