Hemeroteca

Andalucía sigue obligando a renunciar a la exclusividad para trabajar en la privada

  • 09.10.2013

El Servicio Andaluz de Salud mantiene actualmente el concepto retributivo de la dedicación exclusiva, que corresponde a una parte del complemento específico y que retribuye y prima, con una cuantía importante, a aquellos profesionales sanitarios que no tienen actividad privada diferenciándolos de los que aunque realizan el mismo trabajo, asumen la misma responsabilidad,  cumplen el mismo horario y tienen la misma disponibilidad, no perciben dicho complemento tan sólo por el hecho de haber optado en su día por compatibilizar el ejercicio en el SAS con el ejercicio privado.

En  la mayoría de las 17 comunidades autónomas de España, a excepción de algunas como Andalucía, la percepción del complemento económico específico dejó de ser restrictivo. Es decir, su percepción se ha desligado de la exclusividad y se ha generalizado a todos los profesionales. En estas comunidades el Complemento Específico retribuye la especial dificultad técnica, la responsabilidad, penosidad o peligrosidad de las condiciones laborales de los facultativos permitiendo la compatibilidad de la actividad pública y privada.

A nivel andaluz ha sido imposible prácticamente poder iniciar negociaciones al respecto, por lo que los profesionales se siguen viendo obligados a renunciar a la percepción de dicho complemento para poder compatibilizar su trabajo en el SAS con el ejercicio de su actividad profesional por cuenta propia, bajo amenaza de ser sancionado en caso contrario.

Compartir