El Colegio de Médicos de Málaga reconoce a personas que han salvado la vida de otras gracias a la RCP

·         La parada cardiaca es la principal causa de muerte prematura en España. En Andalucía se dan 19,5 casos por cada 100.000 habitantes, de los que más de la mitad ocurren en el domicilio.

·         Sólo 3 de cada 10 españoles sabría realizar una reanimación cardiopulmonar en caso de que presencie una parada.

4 de marzo de 2019.-  Nuestras manos pueden salvar vidas. Ese es el mensaje que se ha difundido durante la entrega de reconocimientos de RCP otorgado por la Escuela de RCP del Colegio de Médicos de Málaga para distinguir a personas que, gracias a la aplicación de técnicas de reanimación cardiopulmonar, han conseguido salvar la vida de otras que han sufrido una parada cardiaca.

El acto estuvo presidido por el presidente del Colegio de Médicos, Juan José Sánchez Luque y por el vicepresidente 2º del Colegio de Médicos y director de la Escuela de RCP, Andrés Buforn. Ambos destacaron la importancia de que toda la población sepa aplicar las técnicas básicas de reanimación cardiopulmonar pues está demostrado que la resucitación cardiopulmonar (RCP) realizada por los primeros intervinientes duplica, e incluso puede llegar a triplicar, la tasa de supervivencia.

La parada cardiaca es la principal causa de muerte prematura en España. Según datos de la Junta de Andalucía se estima que la incidencia anual de la parada cardiaca extrahospitalaria en nuestra Comunidad Autónoma es de 19,5 casos por cada 100.000 habitantes, de los que más de la mitad ocurren en el domicilio.

El “Estudio Cardioprotección en España 2016” reveló que sólo 3 de cada 10 españoles sabría realizar una reanimación cardiopulmonar en caso de que presencie una parada.

A la entrega de reconocimientos de RCP del Colegio de Médicos acudieron además el delegado territorial de Salud y Familias, Carlos Bautista, y el diputado provincial de Participación, Félix Lozano.

Escuela de RCP

Se puso en marcha en el año 2011 con el objetivo de enseñar las técnicas de reanimación cardiopulmonar no sólo a médicos sino a toda la población. En 2018 impartió más de 20 cursos de soporte vital (tanto básico, como avanzado y de instructor/a) formando así a cerca de 800 personas.

Como ejemplo, la Escuela participa muy activamente en el maratón anual que se organiza con motivo del Día Europeo de Concienciación del Paro Cardiaco (16 de octubre) en el polideportivo UMA, que en 2018 contó con la asistencia de más de 1.000 estudiantes.

A lo largo del año pasado ha impartido talleres formativos a la legión, asociación Down Málaga, diferentes colegios de la ciudad, alumnado del III Curso de Voluntariado así como a alumnos de la Universidad de Málaga.

En 2019 ya tiene programados cinco cursos para los próximos meses que se pueden consultar aquí.

Las actividades están homologadas por el Consejo Español de RCP.

Además, el Colegio de Médicos está reconocido como Espacio Cardioprotegido al disponer de desfibriladores y tener a sus trabajadores formados en Soporte Vital Básico y DEA.

Los reconocimientos han sido para:

Presidente del Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar Dr. Frutos del Nogal Sáez: El Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar (CERCP), es una asociación científico-sanitaria sin ánimo de lucro que fue creada en el año 1999 con el objetivo de aglutinar a las sociedades, instituciones y grupos que tienen una actividad importante en RCP y SV en nuestro país, lo que permite establecer normas comunes para una adecuada homogeneidad, calidad en la realización y enseñanza de estas técnicas en España. A su vez, el CERCP se encuentra integrado en el Consejo Europeo de Resucitación.

Entre sus fines está el sensibilizar a la sociedad en general sobre la relevancia y las repercusiones del paro cardíaco súbito.

Secretario general del Colegio Dr. Carlos Carrasco Pecci: Enormemente implicado en la difusión de las técnicas de RCP. Tal es su nivel de implicación que desde hace años es el que hace posible que miles de estudiantes aprendan las técnicas básica de reanimación en la maratón organizado por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias y que cuenta con la colaboración del Colegio de Médicos, la Universidad de Málaga y la delegación territorial de Educación.

Down Málaga: Gracias al grado de implicación con la RCP, tanto los monitores como asociados de esta asociación recibieron en 2018 cursos de formación en soporte vital básico. Gracias a estos talleres, ahora saben cómo actuar si alguien cercano sufre una parada. Recogió el premio el presidente de Down Málaga, Francisco Muñoz García.

Dra. Esther Romero Gómez: Salvó la vida de otro médico que sufrió una parada en el centro deportivo donde ambos se encontraban disfrutando de su tiempo de ocio. La Dra. Romero realizó el masaje cardiaco, ayudada por otra mujer, durante casi 30 minutos. Curiosamente, la médica había recibido poco antes formación con la Escuela de RCP del Colegio. Por su labor diaria en consulta, no se suele ver a pacientes críticos y era la primera vez que practicaba la reanimación.

Celia González Ruiz: Esta joven reanimó a un hombre de 83 años que sufrió una parada cardiorrespiratoria en el andén de Torreblanca. Ella iba en el cercanías cuando escuchó que si había algún sanitario en el tren que se asomara al andén. Aunque no es sanitaria, conoce las técnicas de RCP por su condición de voluntaria de Cruz Roja.

Francisco José Bueno Pérez: Este socorrista está acostumbrado a lidiar con situaciones difíciles pero nunca olvidará el verano de 2017 cuando tuvo que reanimar a una pequeña de 8 años que disfrutaba de una jornada de piscina. Francisco José vio su cuerpo flotando en la piscina y se tiró al agua para rescatarlo. Una vez en el césped, comenzó a practicar de inmediato las técnicas de reanimación cardiopulmonar. No paró hasta que llegaron los servicios médicos y consiguió que la pequeña estuviera consciente en el momento de subirse a la ambulancia.

María Sandra Rojas Guzmán: Enfermería de profesión –es jefa de bloque del Hospital Materno Infantil-, ayudó a un grupo de policías locales que estaban reanimando a un ciudadano en las inmediaciones de una cafetería de El Atabal. Ella estaba disfrutando de un café pero no dudó un segundo en aplicar sus conocimientos sanitarios. Tuvo que hacer uso del desfibrilador y logró que la persona comenzara a tener pulso tras la tercera descarga. Era la primera vez que Sandra Rojas se enfrentaba a una situación así fuera del ámbito hospitalario.

Los policías locales de Málaga José Antonio Bravo Cañada, Alfonso Jiménez Muñoz, Manuel Pérez Pérez, Francisco J. Ruíz Fernández, Jorge Pérez Bravo,  Juan Manuel Morales Arrabal y Antonio Ramírez Aparicio: Son los policías que comenzaron a reanimar a una persona que se encontraba en parada cardiorrespiratoria en la Avenida Lope de Vega (El Atabal). En un primer momento comenzaron con las técnicas de RCP para, seguidamente, hacer uso del desfibrilador gracias a la intervención de la enfermera Sandra Rojas.

Los policías locales de Málaga José Carlos Sánchez Cobos y Antonio Jesús Gálvez Espinosa: En diciembre de 2018 atendieron a un señor de 72 años que sufrió un infarto en plena calle. No tenía pulso. No respiraba y Antonio Jesús le puso boca arriba y comenzó a practicarle la reanimación cardiopulmonar. Mientras, su compañero contactó con la ambulancia y consiguió un desfibrilador, que utilizaron con el infartado. Cuando llegaron los médicos comenzó a responder.

Los policías locales de Torrox Ricardo Alejandro Ortiz y Germán Luque García: Salvaron la vida de un señor de 81 años que se desplomó en la calle de este municipio en diciembre del año pasado. Llegaron al lugar dos minutos después de recibir el aviso y rápidamente comenzaron con el masaje cardiaco durante 5 minutos que, aunque se les hicieron eternos, fueron determinantes para que el ciudadano recuperase el pulso.

Los policías locales de Campillos Mario Anaya García y Siendo Arjona La Sierra: Su rápida intervención fue crucial para salvarle la vida al pequeño Marcos, un niño de 3 años que se quedó inconsciente tras ahogarse en una piscina en la localidad de Campillos en agosto del año 2017. El niño estaba disfrutando de un fin de semana con su familia que pudo ser fatídico si no llegar a ser por los masajes cardiacos que estos policías locales realizaron al niño minutos antes de que llegara la ambulancia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

El Colegio de Médicos de Málaga reconoce a personas que han salvado la vida de otras gracias a la RCP

lectura: 4 min