Hemeroteca

Entrevista Dr Dominguez comunicacion no verbal

  • 08.10.2015

El comportamiento no verbal redunda en una mejor comunicación y relación entre médico y paciente, mayor eficacia diagnóstica y un mejor cumplimiento terapéutico

El Doctor Domínguez Muñoz que imparte el próximo 10 de octubre en el Commalaga un interesante curso sobre “Utilidad del comportamiento no verbal en medicina asistencial y pericial” nos desgrana los pormenores de esta interesante actividad

Doctor Domínguez, explíquenos en que va a consistir básicamente el curso que va a impartir usted en el Commalaga

El curso pretende introducir a los asistentes al Comportamiento No Verbal estudiado desde una perspectiva científica, cosa poco habitual, ya que no fue hasta el pasado año 2014 que nos titulamos los alumnos de la primera promoción Máster en Comportamiento No Verbal en la Universidad Camilo José Cela, el primero de los estudios de postgrado avalado por una Universidad acerca de esta disciplina. Sirve para mejorar nuestra comunicación y habilidades sociales, además de estar directamente relacionado con las emociones y su gestión.

Háblenos un poco de la importancia que hoy día tiene el comportamiento no verbal en la relación médico-paciente en la medicina asistencial. ¿Hay pacientes a los que un gesto les aporta tanto alivio mental como la propia prescripción médica?

Sin duda, un gesto apropiado en su momento, una sonrisa auténtica o un leve contacto con el brazo del paciente puede hacer una gran diferencia. Este es un conocimiento del mayor interés para el médico y el paciente, ya que redunda en una mejor comunicación y relación entre ambos, mayor eficacia diagnóstica y un mejor cumplimiento terapéutico. Incluso aumenta la satisfacción laboral del médico y evita los conflictos que pueden degenerar en agresiones o demandas. Está ya incorporado en el programa de Grado en Medicina y se considera una habilidad necesaria en la formación de los médicos internos residentes.

Es una materia que está en boga últimamente tanto para lo bueno como para lo malo. ¿Qué nos puede decir de su importancia en la medicina pericial?

En este ámbito, además de lo ya explicado con respecto a la relación médico-paciente y que siempre es importante, el comportamiento no verbal es muy útil para detectar y, en lo posible, demostrar el engaño clínico. Partiendo de la distorsión que presentan algunos casos, mediante un diagnóstico diferencial básico y usando, entre otros, elementos del comportamiento no verbal como el análisis de la expresión facial, podemos llegar a demostrar la simulación o disimulación.

Teniendo en cuenta la función que usted desempeña como inspector del INSS, ¿cree que hay mucho “engaño clínico”?. ¿Hay algún caso que le haya llamado excepcionalmente la atención?

En realidad, como ocurre con otras formas de deshonestidad, el engaño clínico es muy frecuente pero en un nivel ligero o moderado en cada persona. Quiero decir que la simulación pura es rara, lo habitual es la sobre-simulación o aquellos casos que exageran el nivel de dolor, de afectación o de limitación que produce una enfermedad real para conseguir alguna ventaja, sea sólo material o no.

Con frecuencia se acompaña de un cierto grado de autoengaño, necesario para seguir manteniendo una buena imagen de nosotros mismos mientras, por ejemplo, prolongamos una baja médica más allá de lo necesario.

Compartir