Soporte Vital Inmediato | 22 y 23 de noviembre (online desde el 1 de noviembre)

  • Del  01.11.2022  al  23.11.2022  -  16:00-20:00
  • Espacio Científico Formativo Hipócrates (Curtidores, 1. 1ª planta).

Nombre del curso: Soporte Vital Inmediato

Inscripción: antes del 15 de octubre.

Inicio Fase online: 1 de noviembre.

Tareas fase online: del 1 al 21 de noviembre, el usuario y contraseña lo proporciona el Plan Nacional de RCP

Fase presencial:  22 y 23 de noviembre, de 16 a 20 horas

Lugar: Espacio Científico Formativo Hipócrates, en la sede del Colegio de Médicos (Curtidores, 1. 1ª planta).

Precio: 150 euros.

Dirigido:

  • Médicos y personal de enfermería de las áreas de cuidados de planta, no habituados al manejo diario de enfermos críticos.
  • Médicos y personal de enfermería de Atención Primaria.
  • Odontólogos.
  • Formación pregrado de Medicina y Enfermería en el último año.

La formación de Soporte Vital Inmediato (SVI) aporta a los profesionales de la salud los conocimientos esenciales y habilidades necesarias para el tratamiento de los pacientes adultos con parada cardiorrespiratoria durante el breve espacio de tiempo que precede la llegada de los equipos de resucitación o la asistencia de profesionales con mayor experiencia. También sirve como formación inicial al personal sanitario que quiere formar parte de los equipos de resucitación.

Las paradas cardiorrespiratorias (PCR) en el medio hospitalario son un grave problema asistencial no resuelto. Se estima que entre 0,4 % y el 2 % de los pacientes ingresados en un hospital pueden sufrir una PCR susceptible de reanimación cardiopulmonar (RCP), la mitad de ellas fuera de las áreas de críticos. Entre las causas de los malos resultados de la PCR en el medio hospitalario están los retrasos en identificar los pacientes potencialmente graves y su tratamiento, retrasos en la identificación de la PCR y los que se producen hasta que se proporciona una respuesta asistencial adecuada.

Puede disminuirse la mortalidad y las secuelas de la PCR en el medio hospitalario si se mejora la respuesta asistencial, optimizando su reconocimiento precoz y su tratamiento. Muchas paradas cardiorrespiratorias en el medio hospitalario son prevenibles, hasta en el 70%.

El SVI enseña al reconocimiento y tratamiento del paciente que se deteriora mediante la aproximación clásica D-ABCDE (Danger-Peligro o riesgo de Contagio por Covid-19, Vía aérea, Respiración, Circulación, Discapacidad y Exposición). Los conocimientos y habilidades de SVI adaptado en tiempo de pandemia por Covid-19, permitirán al primer actuante reconocer e iniciar el tratamiento de los pacientes en riesgo de empeorar y de sufrir una parada cardiorrespiratoria.

Las intervenciones que contribuyen a la supervivencia tras una parada se pueden ver como una cadena: La cadena de la supervivencia. La cadena es tan fuerte como el más débil de sus eslabones. Los cinco eslabones de la Cadena de Supervivencia en SVI:

  • Protección individual para evitar el contagio por Covid-19
  • Reconocimiento precoz y pedir ayuda para prevenir la situación de parada cardiorrespiratoria.
  • Resucitación cardiopulmonar precoz o compresiones torácicas en el 2º minuto para ganar tiempo.
  • Desfibrilación precoz, para reiniciar el corazón, en el tercer minuto.
  • Cuidados postresucitación para restaurar la calidad de vida. Llegada del Equipo de Respuesta Rápida antes del cuarto minuto.

Las sociedades científicas recomiendan que el personal sanitario del hospital esté adecuadamente entrenado en técnicas de RCP y desfibrilación para lograr que el tiempo que trascurre desde la aparición de una PCR hasta la desfibrilación sea lo más corto posible, en ningún caso superior a 3 minutos.

El curso de SVI enseña los conocimientos y habilidades importantes en cada uno de los eslabones de la Cadena de Supervivencia.

Enseña el aplicar las escalas de alerta temprana (Early Warning Scores, EWS) como herramienta que se utiliza en la práctica clínica habitual del Sistema Sanitario Público Ingles para detectar pacientes precozmente en el ámbito de la comunidad o ingresados en hospitales de agudos, a través de las cuales y acorde al resultado de la puntuación final obtenida con constantes vitales medidas en la cabecera del paciente, nos recomienda reevaluar, actuar de forma inmediata con la metodologia (D-ACDE), ser valorados por equipo de emergencia externo (061, DCCU) o interno del hospital (UCI) con el objeto de trasladar al paciente a un centro hospitalario o a UCI ante deterioro clínico no controlado.

Por otro lado, estas escalas inicialmente genéricas sin ser específicas a patologías, formaría parte de la estrategia de cualquier sistema sanitario cuyo objetivo es disminuir la mortalidad en entornos sanitarios o hospitalarios evitando las paradas cardio-rrespiratorias (PCR). En el año 2012 el Real Colegio de Médicos (RCM) del Reino Unido desarrolló la escala EWS que fue extendida de forma nacional (NEWS) en 2015 en función del valor predictivo en gravedad, sensibilidad y especificidad. En segundo lugar activar el Equipo de Respuesta Rápido (ERR) en cada centro, la competencia de esta respuesta puede ser del Servicio de Medicina Intensiva, Urgencias o el protocolo interno elaborado en Asistencia Primaria, en Consultas o en Espacios Deportivos.

En tercer lugar realizar un tratamiento efectivo del paciente crítico con activación del carro de PCR que debe estar a punto o revisado periódicamente, monitorizar con monitor-desfibrilador manual para aplicar desfibrilación (hasta en 3 ocasiones en pandemia por Covid-19) en caso de PCR con ritmo desfibrilable (Fibrilación Ventricular o Taquicardia Ventricular sin pulso), inicio de compresiones torácicas de buena calidad y ventilación temprana con mascarilla de protección para evitar el contagio por Covd-19.

Objetivos generales:

  • Disminuir la mortalidad de la parada cardíaca hospitalaria y sus secuelas
  • Identificar de forma precoz pacientes potencialmente graves y prevenir la parada cardiaca en el medio hospitalario.
  • Mejorar las estrategias de desfibrilación temprana en el hospital.

Objetivos específicos:

  • Comprender el papel humano en la resucitación y utilizar herramientas de comunicación estructuradas.
  • Reconocimiento precoz del paciente crítico usando la aproximación vía aérea, respiración, circulación, discapacidad y exposición (D-ABCDE).
  • Criterios de alerta para los equipos de emergencias médicas.
  • RCP de alta calidad en centros sanitarios.
  • Reconocimiento y tratamiento de la obstrucción de vía aérea.
  • Técnicas de manejo de vía aérea en la resucitación. Apertura instrumental de vía aérea. Ventilación con mascarilla y balón resucitador. Dispositivos supraglóticos.
  • Reconocimiento de ritmos desfibrilables y no desfibrilables. Utilización precoz del desfibrilador automático y manual.
  • Cuando y como dar medicación en la parada cardiaca.
  • Cuidados postresucitación y transferencia del paciente.

Modalidad:

Este curso está constituido por un módulo a distancia y por un módulo presencial. El módulo a distancia tiene como objeto disminuir la duración de la fase presencial.

El objetivo didáctico de la fase no presencial es proporcionar al alumno unos conocimientos teóricos suficientes para que el aprovechamiento de los talleres teórico-prácticos de la parte presencial sea la adecuada. Los alumnos recibirán tiempo antes de la realización del curso el Manual de SVI, para poder revisarlo y tener una visión teórica global del curso antes de su inicio, así como realizar las tareas online en la plataforma virtual.

La fase presencial del curso se desarrolla siguiendo una metodología de eficacia ampliamente probada por la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC). Esta se logra por la cualificación específica del profesorado y por la utilización de métodos y recursos docentes apropiados. La fase presencial se planifica para que se alcancen unos estándares de calidad que garanticen un entrenamiento adecuado. Para ello se ha normalizado el contenido de forma que se garantice una enseñanza homogénea y de calidad con independencia del lugar donde se realicen.

ÁREA TEÓRICA PRESENCIAL

Introducción, factores humanos y calidad de la resucitación.
Reconocimiento del paciente crítico y prevención de la parada cardiaca.
Resucitación en centros sanitarios y áreas clínicas.
Algoritmo de soporte vital avanzado.
Manejo de vía aérea y ventilación.
Ritmos de la parada cardiaca. Monitorización y reconocimiento.
Desfibrilación semiautomática y manual.
Cuidados postresucitación.

ÁREA PRÁCTICA PRESENCIAL

Reconocimiento y manejo inicial del paciente grave (aproximación ABCDE).
Técnicas de RCP.
Oxigenoterapia y soporte instrumental de la vía aérea y ventilación.
Acceso vascular. Líquidos y fármacos.
Monitorización y arritmias.
Escenarios de soporte vital instrumental y desfibrilación.
Escenarios integrados de soporte vital instrumental. Simulación.

La utilización de una metodología participativa.

o            Relación clases teóricas/prácticas inferior a 1/1.

o            El uso de material audiovisual homogéneo elaborado específicamente para la realización, en nuestro medio de estos cursos.

o            Relación estrecha entre el profesorado y los alumnos.

Equipos docentes: Utilizando simuladores y maniquíes especialmente adecuados para el entrenamiento de las técnicas y habilidades fundamentales de soporte vital inmediato.
Los módulos de enseñanza para adaptar el número de instructores y equipos a los alumnos inscritos en el curso.
Relación óptima entre el número de alumnos, instructores y el de equipos de enseñanza: de forma que exista una proporción mínima de un instructor por cada 6-8 alumnos y un equipo de enseñanza por cada 6- 8 alumnos.

Prácticas: se realizarán en dos/tres clases simultáneas rotando los alumnos de una para conseguir una utilización eficiente del material docente.

Profesorado:

El responsable de formación de Soporte Vital Inmediato será un docente con título de instructor de Vital Inmediato del Plan Nacional de RCP/CERCP.
El resto del profesorado será instructor o candidato a instructor tutorizado SVI del Plan Nacional de RCP.
La proporción instructor/número de alumnos es mínimo 1 instructor cada 8 alumnos.
La proporción de instructores SVI/candidatos a instructor no puede ser menor de 1/1.
El director del curso es el responsable del cumplimiento de las normas del PNRCP y responderá a los controles de calidad realizados por el PNRCP.
El director del curso estará presente durante la fase presencial del curso y velará por el desarrollo con normalidad del mismo y el cumplimiento del cronograma.
La función del instructor de SVI del PNRCP/CERCP es organizar, impartir y garantizar la calidad de los cursos de SVI autorizados por el PNRCP.

Asistencia:

Es necesaria la asistencia al 100% de las clases. Se realizará control de firmas de entrada y salida.

Fechas:

Una vez realizad tu inscripción a través de la Ventanilla Única del COM, recomendamos la realices con 15 días de antelación del inicio de la fase on line (1 de noviembre del 2022) es decir 15 de Octubre. Por que el listado de alumnos inscritos se enviará al Plan Nacional de RCP, el cual te remitirá un número de usuario y contraseña para entrar en la Plataforma Moodle, donde tendrás tareas para cada semana antes de la fase presencia. Cada alumn@ tendrá un tutor Instructor o Candidato a Instructor en SVI que te ayudará a realizarlas. Al mismo tiempo te proporcionaremos la última edición  del libro de SVI del Plan Nacional de RCP para que puedas realizar estas tareas on line.

Inscripción antes del 15 de octubre.

Inicio Fase on line: 1 de noviembre.

Tareas fase on line: del 1 al 21 de noviembre, el usuario y contraseña lo proporciona el Plan Nacional de RCP

Fase presencial:  22 y 23 de noviembre, de 16 a 20 h,

Forma de pago:

Para formalizar la inscripción a este curso y pueda conseguir su plaza es imprescindible que realice una transferencia con el importe del curso al número de cuenta del Colegio de Médicos ES21 2103 3001 9233 00030477.  Posteriormente, envíenos el justificante a formacion@commalaga.com

Si no puede asistir al curso debes notificarlo a formacion@commalaga.com al menos con 10 días de antelación (contados desde el primer día de la actividad formativa) adjuntando el justificante que demuestra fehacientemente su imposibilidad para realizarlo para que se le pueda devolver el importe de la matrícula y además dejar la plaza disponible para otro/a compañero/a.

Recuerda que la realización del curso está sujeta a un número mínimo de alumnos, que será establecido para cada actividad dependiendo de sus características.

Compartir