Las remeras de Málaga Dragon Boat visitan el Colegio de Médicos de Málaga

Una representación del equipo de remeras de la Asociación Deportiva Málaga Dragon Boat BCS  acudió a la sede del Colegio de Médicos de Málaga (Commálaga) con el objetivo de explicar la labor de esta asociación y cómo la práctica de esta modalidad deportiva favorece la recuperación de las pacientes oncológicas de cáncer de mama. En la visita a la sede colegial las acompañó la gerente del Colegio, Cristina Gutiérrez.

Gracias al remo en Dragon Boat las pacientes oncológicas de cáncer de mama encuentran un punto de apoyo físico y mental que facilita la vuelta a la normalidad tras el tratamiento de quimioterapia y/o radioterapia. “Ya no es solo la realización del deporte lo que fomenta el proceso de recuperación de las remeras sino el sentimiento de pertenencia a un equipo, cuyas integrantes han experimentado vivencias similares, lo que produce un apoyo no solo físico sino también emocional. Málaga Dragon Boat es no sentirte sola”, resumió su presidenta, Nikolaja Fiebiger, en la visita que realizó recientemente a la sede colegial donde fue invitada para conocer de primera mano la labor de la Asociación Deportiva Málaga Dragon Boat BCS.

Beneficios del Dragon Boat en las pacientes oncológicas

Esta práctica deportiva ha supuesto un cambio en la manera de afrontar el cáncer, pues antes se recomendaba evitar movimientos parecidos a los que las remeras realizan en sus entrenamientos y actualmente se recomienda la movilidad de forma temprana. Esto ha provocado que la práctica del remo se extienda a muchas pacientes oncológicas, no solo de mama. “Lo que más nos gusta es que en el Real Club Mediterráneo nos tratan como a deportistas”, afirma Nikolaja Fiebiger que acudió acompañada de María Eugenia García, otra integrante del equipo.

Con la irrupción de la pandemia se han tenido que enfrentar a dificultades añadidas: “El covid-19 nos ha hecho mucho daño. En el confinamiento hicimos zoom de deporte, de reuniones y otros para, simplemente, hablar”. Del mismo modo, echaron de menos la convivencia y esperan recuperar toda esta conexión tras la pandemia.

Son muchas las lecciones que las mujeres del equipo de Dragon Boat de Málaga ofrecen y, sobre todo, invitan a pensar que el cáncer no significa la paralización de la vida: “Queremos transmitir el mensaje que se pasa de sobrevivir a vivir y que después del cáncer hay vida y vida de la buena”, recalca Fiebiger.

En otoño del año pasado, el Colegio ofreció su apoyo en una regata a la que acudieron la directora del Área de Relaciones con Asociaciones de Pacientes del Colegio, Dr. María José Llamas, la directora de Área y cirujana, Dra. Concepción Soler y la gerente del Colegio, Cristina Gutiérrez.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Las remeras de Málaga Dragon Boat visitan el Colegio de Médicos de Málaga

lectura: 1 min