Hemeroteca

VII Jornadas Médico-Jurídicas

  • 11.11.2014

El Colegio de Médicos de Málaga (Commálaga) acogió las VII Jornadas Médicos-Jurídicas dirigidas por Enrique Peña Martin, jefe del Servicio Jurídico de Commálaga que en esta edición ha contado con 150 asistentes.

Esta edición de las jornadas, que el Colegio celebra cada dos años, ha contado con tres mesas redondas y un taller organizado por la Asociación Andaluza de Derecho Sanitario (AADS).

El jueves 6 de noviembre, con una amplia afluencia de profesionales y estudiantes de ambas ramas, se trató el proceso de mediación como alternativa a la resolución de conflictos en materia de Responsabilidad Civil Sanitaria, el consentimiento Informado, los errores de diagnóstico y  la responsabilidad médica penal en el trabajo en equipo.

La primera charla ofrecida por la profesora de la UMA, María Jesús Molina Caballero, fue muy ilustrativa y concretó que, en base a su opinión, la mediación es exitosa en otras ramas del derecho pero que resultaba “poco viable” en la responsabilidad civil sanitaria, ya que  en ella entra en juego otras partes, no solo médico y el paciente, sino la compañía, que es la que paga. Se concluyó que es un tema queda mucho por avanzar y estudiar en el campo sanitario.

El juez de lo civil, Sánchez Martínez, habló del consentimiento informado, el cual es un tema que debería estar zanjado dado que lo está por ley desde 2001 pero sigue dando problemas que la jurisprudencia sigue interpretando como debe darse. Sus aportaciones fueron claras y mencionó, a modo de ejemplo, sentencias del Tribunal Constitucional sobre el tema.

Al cierre de la tarde, el juez de lo penal, José Baltasar Montiel Olmo, hizo un análisis muy cercano donde concluyó que no van a haber condenas por errores de diagnóstico ya que la medicina no es una ciencia exacta, esto solo sucedería en caso de que se produjera por dejadez del médico o falta de interés. Y en caso de darse en equipo dependería de si este fuese piramidal u horizontal. Si fuera horizontal, entre iguales, un médico no va responder y si fuera vertical sí tendría una responsabilidad con respecto a esa actuación. De este asunto surgió un debate en el que se llegó a la conclusión de que aunque haya un superior, en determinadas ocasiones no debe de responder a errores evidentes de terceros.

El viernes, en la tercera mesa redonda, se habló sobre el ejercicio privado de la medicina, el ejercicio de esta durante la jubilación y el encuadramiento respecto al sistema de la Seguridad Social.

 El director del INSSM, Manuel Prieto García, dejó claro que con la última ley es compatible el ejercicio de la medicina privada cobrando una pensión de jubilación, aunque en determinados supuestos sería un 100% y en otros habría que devolver el 50% de la pensión de jubilación.

En cuando al caso de que una persona trabaje por la mañana en el régimen general y por la tarde lo haga en otro sitio, si no es el propietario del lugar, debe de estar en régimen general. Tras ciertas discrepancias se determinó que sería un asunto observable caso por caso.

Como colofón de las jornadas se realizó el taller de la AADS donde se habló sobre el menor de edad antes las actuaciones sanitarias, centrándose en el caso de Ashya King.

En esta última intervención, la abogada Ofelia de Lorenzo Aparici expuso de forma pulcra  y escueta el caso del menor. Además dio las pautas a seguir para decidir cuál es la situación cuando el/la menor puede o no puede decidir, cuando los padres pueden o no pueden decidir por él/ella y cuando lo puede hacer el médico por encima de los padres.

Tras poca polémica sobre el asunto, que quedó bastante claro, concluyeron las jornadas hasta su próxima edición.

En las Jornadas participaron también de forma activa los abogados de la Asesoría Jurídica del Commálaga Antonio Moya, Cristina Sarmiento y Gracia González así como la secretaria técnica del Área de Profesionalismo Médico, Aurora Puche.

Compartir